Cómo limpiar ventanas de aluminio - Aluduvan Carpintería
1441
post-template-default,single,single-post,postid-1441,single-format-standard,bridge-core-3.1.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-30.4.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-7.6,vc_responsive
 

Cómo limpiar ventanas de aluminio

Ventanas de aluminio

Cómo limpiar ventanas de aluminio

Las ventanas de aluminio en Madrid ofrecen una apariencia impecable de alto valor estético. Este material se caracteriza por ser ligero a la par de una gran resistencia capaz de soportar temperaturas extremas y los castigos de la intemperie.

Sus acabados pueden ser metálicos o mate y son ideales para instalar en cualquier área del hogar u oficina. También se pueden encontrar en diversos modelos como ventanas correderas o abatibles.

Ahora bien, para mantenerlas bonitas y en buen estado hay que darles una limpieza adecuada. A continuación, te diremos cómo puedes conservar en perfecto estado tus ventanas de aluminio, aplicando sencillos pasos.

Lo primero, tener claro qué tipo de aluminio es

Es necesario destacar que a la hora de limpiar ventanas de aluminio debes seleccionar los productos, materiales y herramientas adecuadas. El aluminio, aunque resistente, es un material delicado que requiere que tengas en cuenta ciertas premisas al limpiarlo.

De lo contrario, le podrías causar daños peores a los ocasionados por la suciedad. Por lo tanto, elige con mucho cuidado todo lo que necesitarás para llevar a cabo la limpieza de tus ventanas de aluminio.

Para hacerte la tarea más fácil, te diremos cómo debes limpiar tu ventana, según el tipo de aluminio en el cual está hecha:

Aluminio gris

Este es el tipo de ventanas de aluminio en Madrid más utilizadas. Estas corren el riesgo de dañarse debido al uso de objetos que produzcan arañazos al frotarlas para limpiarlas. Después de la limpieza, estos se perciben como rayas opacas que afean su apariencia.

En consecuencia, es mejor que uses otra clase de herramientas y productos como son:

  • Paños y/o esponjas suaves que no suelten pelusas.
  • Agua caliente con poco detergente.

En cuanto al procedimiento, lo recomendable es que limpies frotando el aluminio de arriba a abajo, de forma vertical. Debes evitar los movimientos circulares para obtener una limpieza pareja.

De este modo, eliminas la grasa, el polvo y las manchas sin causar daño alguno. Además, no te olvides de limpiar las gomas y los perfiles de las ventanas, para que elimines toda la suciedad y la ventana luzca impecable.

Para terminar, elimina los residuos con mucha agua y procede a secar con un papel suave y absorbente, así no dejarás ningún tipo de marcas.

Aluminio blanco

Las ventanas de aluminio blanco se ven muy delicadas y elegantes. Por lo tanto, vale la pena mantenerlas en perfectas condiciones. No obstante, estas tienden a presentar manchas profundas que deben removerse con otra clase de procedimientos.

Su limpieza no suele ser complicada. Te lo explicamos a continuación:

  • Combina un litro de agua con media taza de amoníaco y aplica esta mezcla con un paño húmedo sobre la mancha de una forma muy suave.
  • Retira la mezcla con una manguera a presión para que la fuerza del agua contribuya a eliminar la suciedad.

Ventanas de aluminio correderas

El cuidado de este tipo de ventanas es más exhaustivo. Vas a necesitar de una vaporeta para limpiar a la perfección rincones y esquinas inaccesibles. De este modo, la suciedad saldrá gracias a la presión que esta herramienta produce sobre las superficies.

Una vez que la vaporeta haga su trabajo, debes frotar las distintas áreas de la ventana con un paño humedecido en agua tibia. Así, la suciedad será removida por completo.

Además, para que su partes móviles se conserven adecuadamente, engrásalas con aceites sin ácidos, cada vez que culmines la limpieza. Lo mismo ocurre con los engranajes.

Como puedes ver, mantener tus ventanas de aluminio en perfectas condiciones no resulta demasiado complicado. Solo requiere constancia y hacerlo aplicando los métodos y materiales correctos. Esperamos que estos consejos te ayuden a lograr que tus ventanas de aluminio se vean tan bonitas como el primer día.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.