El aluminio en la construcción - Aluduvan Carpintería
848
post-template-default,single,single-post,postid-848,single-format-standard,bridge-core-2.2.5,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default
 

El aluminio en la construcción

El aluminio en la construcción

Si nuestra empresa de carpintería de aluminio en Madrid centro crece cada día se debe a que el aluminio va consolidándose cada vez más como material de construcción. Esto se debe a que es un material noble, estéticamente aceptado y tiene unas propiedades únicas para facilitar su uso en la construcción: es ligero, resistente a la corrosión, duradero y fácil de reciclar, lo que abarata mucho su coste.

En nuestra empresa de carpintería de aluminio en Madrid centro llevamos a cabo las aplicaciones más comunes del aluminio en la construcción. Esto es sobre todo en ventanas, puertas exteriores, marcos, barandillas, rejas, tubos y mucho más.

Y ¿por qué el aluminio? Como hemos dicho, por su poca densidad: es casi tres veces más ligero que el acero, sin embargo es igual de resistente y duradero, lo cual lo convierte en uno de los materiales más comunes en el futuro de la arquitectura y la ingenierías. Es a su vez muy fácil de transportar, manipular e instalar. Esto supone grandes ahorros a los presupuestos de las construcciones.

Otra importante ventaja que ofrece el aluminio es que se puede soldar, aunque por lo general las piezas se ensamblan con tornillería. A su vez, resiste a la corrosión, sin importar cómo de agresivo sea el entorno, y también es ignífugo, es decir, resistente al fuego.

En Aluduvan trabajamos en cerramientos de porches, escaparates, puertas exteriores, ventanas y cualquier reforma o construcción en la que se requiera aluminio. Si quieres saber más o informarte de nuestros presupuestos y manera de trabajar sólo tienes que llamar sin compromiso.

Sin Comentarios

Publica un comentario